Loading...

Buscar este blog

lunes, diciembre 18, 2006

RETOMANDO EL TEMA DE LOS ÁCIDOS GRASOS TRANS

RETOMANDO EL TEMA DE LOS ÁCIDOS GRASOS TRANS
 
Estimados compañeros del foro y de nuestra asociación,
 
Retomando el tema de los ácidos grasos trans, les envío el siguiente artículo informativo sobre la reciente reforma legal realizada en la Ciudad de Nueva York para quitar del mercado los productos con aceites hidrogenados. Lo cual desde luego es un avance muy benéfico e importante, pero que por impreciso resulta incompleto y en algunos casos peligro para la salud.
 
Primero envié las distintas partes del artículo con verde, a las que les he agregado mis comentarios en azul. Al final mando el artículo completo en su formato original.
 
Posteriormente responderé a las preguntas y comentarios que se me han hecho respecto a este tema, entre las que se encuentra una descripción precisa de lo que son los ácidos grasos trans.
 
El titular rice:
 
Es la primera ciudad en prohibirla, en Nueva York  ya no se comerá con grasa a partir del año que viene.
 
Nueva York, se convierte en el primero municipio de la nación en prohibir a los restaurantes y negocios de comidas rápidas, cocinarlas con la llamada “grasa trans”, un término que se usa para designar a los aceites hidrogenados, siendo usados para procesar los alimentos en miles de establecimientos especializados en comidas.
 
Aquí empieza la imprecisión. Acido graso trans, no es igual, ni es lo mismo que ácido graso hidrogenado, ya sea parcial o totalmente.
 
Un acido graso trans es un acido graso poli-insaturado (no saturado), cuya estructura molecular natural que es la cis-cis, ha sido modificada por el calor a que son sometidos los aceites en el proceso de extracción y refinamiento y convertida a una estructura molecular cis-trans.
 
Los ácidos grasos trans, siguen siendo poliinsaturados, pero su forma molecular ha sido cambiada a una estructura distinta a la que se encuentra a la naturaleza y que presenta una elevada toxicidad para los seres vivos.
 
La nueva ley, entrará en vigencia en julio del 2007 y para ese mismo mes del 2008, las autoridades esperan que ya todos los restaurantes de la ciudad, hayan eliminado el uso de la referida grasa de sus cocinas.
 
Eliminar de los alimentos los ácidos grasos hidrogenados, es un buen comienzo, y es benéfico para la salud, pues los ácidos grasos parcial o totalmente hidrogenados, son también altamente tóxicos para el ser humano y para cualquier ser vivo.
 
La decisión, fue una iniciativa del Comité de Salud del Consejo Municipal  y la medida incluye desde pizzerías hasta panaderías. La aprobación de la nueva regulación fue unánime y los ediles se pusieron de acuerdo para otorgar la extensión hasta el año 2008, debido a que según algunos, el plazo original (julio del 2007) era muy corto.
 
Representantes de restaurantes consideran que la medida es totalmente innecesaria. Todos esos negocios tendrán que dejar el uso de aceites para frituras que contengan dicha grasa.
 
Los dueños descalifican la autoridad del consejo, porque según alegan, el uso de la grasa trans está aprobado por la Administración Federal de Drogas y Alimentos con sede en Washington, que tiene jurisdicción nacional.
 
Entre algunas excepciones concedidas está la de aceptar que los restaurantes sigan usando la grasa, pero en comidas que ya vienen procesadas con la misma desde sus fabricantes.
 
Estas grasas tipificadas también como de “engorde”, causan daños al corazón, contribuyendo a enfermedades cardíacas, aumentando los niveles de colesterol negativo y bajando el positivo simultáneamente.
 
Esto indudablemente es cierto.
 
Las grasas trans, son peores que las saturadas, opinaron algunos especialistas, consultados al respecto. Los restaurantes también serán forzados a tener una tabla de calorías de sus comidas en los menús, según la misma medida.
 
También es cierto.
 
Esa regla aplicaría especialmente a los restaurantes de comida rápida y a las grandes cadenas de ese servicio.
 
La hidrogenización de los aceites es el factor que produce la grasa trans, cuando los líquidos se convierten en sólidos a través de ese efecto.
 
Esto no es cierto. Lo que produce los ácidos grasos trans es el calor a que en el proceso de industrialización son sometidos las semillas y sus aceites. A una temperatura tan baja como de 45 grados centígrados, se produce una elevada cantidad de ácidos grasos trans, aunque el aceite no sea hidrogenado. Eso lo demostraron fehacientemente las doctoras Catherine Lousmine, y Johanna Budwig, lo que les valió ser satanizadas y perseguidas por las industrias alimentarias y farmacéuticas en Europa. Bajo esta premisa, cualquier aceite vegetal no hidrogenado, en estado líquido, pero obtenido por prensado en caliente, o refinado en caliente, contiene variables y apreciables cantidades toxicas de ácidos grasos trans.
 
Médicos y grupos comunitarios de salud, han aplaudido la medida de la ciudad de Nueva York, empero entidades como la Asociación Americana del Corazón, consideran que si a los restaurantes no se les otorga el tiempo adecuado, podrían sustituir las grasas trans por saturadas, como el aceite de palma por ejemplo.
 
Esto es correcto, pues el aceite de palma contiene una elevada proporción de ácidos grasos mono-insaturados y saturados, que no se alteran con el calor.
 
QUE ES LA GRASA TRANS
 
Según el Departamento de Salud del Estado la mayoría de los ácidos grasos trans se forman cuando aceites líquidos se convierten en grasas sólidas como en la elaboración de mantecas y margarinas. Este proceso se llama hidrogenización, el cual retarda la caducidad de los alimentos y mantiene estable el sabor de los alimentos que se fríen con estas grasas.
 
Esto es una falsedad pues insisto, los ácidos grasos trans no se forman por el proceso de hidrogenación, sino por el calor a que durante los varios pasos de industrialización son sometidos, primero las semillas oleaginosas y después los aceites.
 
La grasa trans se encuentra en todos los alimentos fritos en aceites vegetales parcialmente hidrogenizados, en las papas fritas pre cocidas en las tortillas de los tacos, en los churros, algunas galletas, hojaldres y alimentos procesados.
 
Esto es bastante impreciso y engañoso, puesto que los ácidos grasos trans, se encuentran en todos los aceites vegetales comerciales, y en todos los alimentos en los que se han utilizado estos aceites, aunque no tengan ácidos grasos hidrogenados.
 
Los expertos en nutrición aseguran que son los hispanos quienes tienen más tendencia a enfermedades crónicas como la diabetes y el colesterol, y que el uso de grasas trans aumenta el riesgo de enfermedades cardiovasculares. Los hispanos presentan el más alto índice de diabetes de la ciudad con un 12.2%, los hombre hispanos ocupan el segundo lugar con enfermedades cardiovasculares después de los afroamericanos. Los niños hispanos tienen el más alto índice de obesidad en la ciudad con el 31%.
 
Un reciente estudio del Departamento de Salud de la ciudad señaló que las enfermedades del corazón son la causa número uno de mortalidad en Nueva York sin importar la raza, etnia ni sexo. Los ataques de corazón se ubican el cuarto lugar de causa de muerte entre los neoyorquinos.
Autor:
Miguel Cruz Tejada
 
8/12/2006
Es la primera ciudad en prohibirla, En Nueva York  ya no se comerá con grasa a partir del año que viene 
NUEVA YORK._ En Nueva York, ya no se comerá con grasa a partir del mes de julio del año próximo, debido a que el municipio, se convierte en el primero de la nación en prohibir a los restaurantes y negocios de comidas rápidas, cocinarlas con la llamada “grasa trans”, un término que se usa a la acumulación de aceites líquidos que por hidrogenización se convierten en sólidos y  que forman una espesa capa convirtiéndose en ese tipo de grasa y que hasta ahora viene siendo usada para procesar los alimentos en miles de establecimientos especializados en comidas.
 
La nueva ley, entrará en vigencia en julio del 2007 y para ese mismo mes del 2008, las autoridades esperan que ya todos los restaurantes de la ciudad, hayan eliminado el uso de la referida grasa de sus cocinas.
 
La decisión, fue una iniciativa del Comité de Salud del Consejo Municipal  y la medida incluye desde pizzerías hasta panaderías. La aprobación de la nueva regulación fue unánime y los ediles se pusieron de acuerdo para otorgar la extensión hasta el año 2008, debido a que según algunos, el plazo original (julio del 2007) era muy corto.
 
Representantes de restaurantes consideran que la medida es totalmente innecesaria. Todos esos negocios tendrán que dejar el uso de aceites para frituras que contengan dicha grasa.
 
Los dueños descalifican la autoridad del consejo, porque según alegan, el uso de la grasa trans está aprobado por la Administración Federal de Drogas y Alimentos con sede en Washington, que tiene jurisdicción nacional.
 
Entre algunas excepciones concedidas está la de aceptar que los restaurantes sigan usando la grasa, pero en comidas que ya vienen procesadas con la misma desde sus fabricantes.
 
Estas grasas tipificadas también como de “engorde”, causa daños al corazón, contribuyendo a enfermedades cardíacas, aumentando los niveles de colesterol negativo y bajando el positivo simultáneamente.
 
Las grasas trans, son peores que las saturadas, opinaron algunos especialistas, consultados al respecto. Los restaurantes también serán forzados a tener una tabla de calorías de sus comidas en los menús, según la misma medida.
 
Esa regla aplicaría especialmente a los restaurantes de comida rápida y a las grandes cadenas de ese servicio.
 
La hidrogenización de los aceites es el factor que produce la grasa trans, cuando los líquidos se convierten en sólidos a través de ese efecto.
 
Médicos y grupos comunitarios de salud, han aplaudido la medida de la ciudad de Nueva York, empero entidades como la Asociación Americana del Corazón, consideran que si a los restaurantes no se les otorga el tiempo adecuado, podrían sustituir las grasas trans por saturadas, como el aceite de palma por ejemplo.
 
QUE ES LA GRASA TRANS
 
Según el Departamento de Salud del Estado la mayoría de los ácidos grasos trans se forman cuando aceites líquidos se convierten en grasas sólidas como en la elaboración de mantecas y margarinas. Este proceso se llama hidrogenización, el cual retarda la caducidad de los alimentos y mantiene estable el sabor de los alimentos que se fríen con estas grasas.
 
La grasa trans se encuentra en todos los alimentos fritos en aceites vegetales parcialmente hidrogenizados, en las papas fritas pre cocidas en las tortillas de los tacos, en los churros, algunas galletas, hojaldres y alimentos procesados.
 
Los expertos en nutrición aseguran que son los hispanos quienes tienen más tendencia a enfermedades crónicas como la diabetes y el colesterol, y que el uso de grasas trans aumenta el riesgo de enfermedades cardiovasculares. Los hispanos presentan el más alto índice de diabetes de la ciudad con un 12.2%, los hombre hispanos ocupan el segundo lugar con enfermedades cardiovasculares después de los afroamericanos. Los niños hispanos tienen el más alto índice de obesidad en la ciudad con el 31%.
 
Un reciente estudio del Departamento de Salud de la ciudad señaló que las enfermedades del corazón son la causa número uno de mortalidad en Nueva York sin importar la raza, etnia ni sexo. Los ataques de corazón se ubican el cuarto lugar de causa de muerte entre los neoyorquinos.
Autor:
Miguel Cruz Tejada


Lic. Nut.Miguel Leopoldo Alvarado Saldaña

No hay comentarios.:

Acerca de mí

Mi foto

Miguel Leopoldo Alvarado Saldaña.
Mexicano por nacimiento, radico actualmente en Seattle Washington.
Me encuentro desarrollando una asociación internacional denominada: Asociación Hispano Americana de Nutriología Alternativa Ortomolecular y Antienvejecimiento, Asociación, Civil., AHANAOA A. C.), así como el instituto denominado Biogenesis Institute LLC, of Seattle Washington, ambos organismos enfocados a investigar, educar y promover una salud óptima, por medio de una alimentación biológica, saludable, nutrición ortomolecular, y estilos de vida.
Por otra parte soy profesor titular del curso de nutrición ortomolecular, del Diplomado de Medicina de Longevidad en el Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey, y coordinador del Diplomado de Nutrición Ortomolecular en el mismo prestigiado instituto regiomontano.
Imparto platicas y conferencias de nutrición para lograr una vida saludable, previniendo enfermedades, dirigidas a profesionales de la salud y a educar al publico en general en diversos institutos, foros, congresos, estaciones de radio y organizaciones sociales en diversos lugares del mundo, incluyendo la ciudad de México y Seattle Washington.
Escribo y publico artículos de nutrición saludable, nutrición ortomolecular, naturopatía, he creado y administro diversos sitios de Internet y Blogs con una finalidad de divulgación y educación.

http://www.biogenesis-institute.com/
http://www.ahanaoa.info/